lunes, 11 de abril de 2016

¡Quienes gobiernan contra el pueblo deben irse!


POSICIONAMIENTO DEL CONGRESO DEMOCRÁTICO DEL PUEBLO
Expresamos nuestra solidaridad con cada compatriota movilizado en estos difíciles días que vive nuestro querido Paraguay.

La política para el pago de impuestos fortalece la consigna “Todo para los multimillonarios mafiosos y nada para el pueblo empobrecido”, dejando de lado el cobro de impuestos a los grandes empresarios y buscando cobrar más impuestos a trabajadoras y trabajadores del campo y la ciudad. Así también, se condona deudas a los empresarios corruptos y se le niega una justa condonación de deudas a pequeños y medianos productores. En este sentido entendemos que los reclamos de cooperativistas y pequeños y medianos productores son totalmente justos.


El Gobierno de Cartes y de las cúpulas colorada y liberal funciona al servicio de los países imperialistas. Unas pocas familias se enriquecen a costa del pueblo y entregan nuestro país a las potencias extranjeras. Es un gobierno antinacional y antipopular, de entrega y saqueo, que utiliza la violencia y el Terrorismo de Estado para reprimir y amedrentar al pueblo trabajador.


La actitud indiferente del Gobierno para con el pueblo es consecuencia de sus acuerdos con la oligarquía mafiosa nacional e internacional. El Gobierno es gerente de las potencias extranjeras y no está dispuesto a dialogar ni mucho menos a respetar los derechos del pueblo trabajador.


Es por estos motivos que desde el Congreso Democrático del Pueblo insistimos en que Cartes y toda su línea sucesoria deben salir y que el pueblo debe prepararse para gobernar de manera organizada, construyendo poder popular y formando una Junta Patriótica con mujeres y hombres de probada honestidad, capacidad y coraje.


Es el momento de organizarnos para resistir en las comunidades, en los barrios, en los centros de trabajo y de estudio, construyendo poder popular patriótico y soberano.


La patria nos llama para construir un Gobierno de Salvación Nacional.



¡Fuera Cartes y toda su línea sucesoria!


¡Por una Junta Patriótica para dirigir un gobierno democrático y soberano!

viernes, 4 de marzo de 2016

Plan de Lucha 2016



Las organizaciones componentes del Congreso Democrático del Pueblo (CDP) convocaron a sus militantes, compañeras y compañeros, a participar de un debate el martes 1° de marzo de 2016 en la Plaza de Armas frente al Parlamento Nacional. El objetivo fue conmemorar la fecha histórica, recordar un año de la constitución del CDP y seguir con la lucha contra las privatizaciones (que significan entrega y saqueo), contra el terrorismo de Estado, por tierra y trabajo. 

La convocatoria permitió iniciar el debate sobre un programa y además coincidir en un plan de acción que va orientado a la consolidación organizativa del CDP desde las regiones. El plan de lucha se iniciaría acompañando la XXIII Marcha de la Federación Nacional Campesina (FNC) "Por reforma agraria y un Gobierno patriótico y soberano", que será además una Jornada de Protesta Nacional pidiendo la renuncia del presidente Horacio Cartes y toda su línea sucesoria, además de la instalación de una Junta Patriótica. La XXIII Marcha Campesina se realizará el 16 y 17 de marzo próximo.

Seguimos compartiendo con ustedes los documentos del debate del CDP: comenzamos por el análisis de coyuntura, proseguimos con el programa y ahora publicamos el plan de lucha; además de las participaciones de representantes de las diversas organizaciones. Este plan de lucha irá siendo evaluado y ajustado permanentemente a lo largo de las plenarias del CDP.


PLAN DE LUCHA

A un año de la constitución del Congreso Democrático del Pueblo y a casi dos años de su proceso de construcción al calor de las luchas, colocamos algunos puntos a tener en cuenta para  la elaboración de nuestro plan de lucha 2016:

La primera fase del CDP, denominada “construyendo el Congreso Democrático del  Pueblo al calor de las luchas” se caracterizó por un altísimo grado de movilización y activismo militante en torno a una multiplicidad de reclamos de diversas organizaciones sociales y políticas, buscando que desemboquen en la necesidad de priorizar la derogación de las leyes de privatización (Alianza Público-Privada o APP) y de militarización (modificación de la Ley 1337, de Defensa Nacional).

La segunda fase arrancó el 1° de marzo de 2015, con el centro en la derogación de las mencionadas leyes, levantando las consignas “contra las privatizaciones y el terrorismo de Estado”, aprobando un plan de lucha. La marcha campesina de la FNC  fue acompañada por el CDP, se desarrolló una marcha por el 1° de mayo y luego se generó una Lucha Prolongada de 12 días generando una modificación tímida en la ley de APP.  Luego se evaluó el proceso del CDP y en ese marcó se instaló el debate sobre la consigna “Que renuncie Cartes y toda su línea sucesoria. Por la conformación de una Junta Patriótica” del Partido Paraguay Pyahura. Esta consigna fue asumida por el CDP y con la misma fuimos a la Huelga General.

Los niveles de movilización y activismo estuvieron muy presentes en ambas fases de nuestro proceso de unidad, combinadas con una permanente agitación sobre nuestras consignas para instalar las mismas en el espíritu de lucha de nuestra militancia y hacerlas conoces al pueblo perjudicado por la política antinacional y antipopular de Cartes y su camarilla de delincuentes.

Para esta tercera fase proponemos un mayor grado de trabajo organizativo de base conjunto, sobre el pueblo que no está organizado ni asimilado por nuestra cultura militante ni por nuestras organizaciones, buscando sensibilizar, conciencia y ganar a la lucha a trabajadoras y trabajadores del campo y de la ciudad.


Calendario

MARZO

En torno a la Marcha Campesina resolver algunos barrios de la zona metropolitana (Asunción-Central) y de otras ciudades y/o conos urbanos del país, para compartir materiales sobre soberanía alimentaria, colocando la importancia de la reforma agraria y compartiendo recetas de comida paraguaya rescatando inclusive viejas recetas de comidas que hoy por hoy ya no se hacen. El objetivo es lograr que en algunos barrios, durante la marcha campesina, las familias salgan al medio día a compartir las comidas típicas reivindicando la soberanía alimentaria y la reforma agraria en sintonía con la marcha campesina de la FNC, reivindicando la FNC y el CDP como instancia de participación directa.

Además, trabajar una buena convocatoria de organizaciones e individualidades para acompañar la marcha campesina antes, durante y después, generando espacios en los medios de comunicación para que múltiples voces la reivindiquen.

Instalar durante la Marcha la necesidad de recuperar tierras malhabidas, como Marina Kue y a la vez resolver la libertad de los presos políticos del Caso Curuguaty.



ABRIL

Trabajar fuertemente por la Marcha del 1° de mayo, colocando la necesidad de reconquistar la libertad sindical y generar condiciones para garantizar la seguridad social para trabajadoras y trabajadores del campo y de la ciudad.

Además trabajar por la constitución de CDPs departamentales en torno a la participación en la marcha de 1° de mayo y en la consigna “contra las privatizaciones y el terrorismo de Estado. Fuera Cartes y por una Junta Patriótica”, preparando también una serie de acciones por el aniversario de nuestra Independencia Nacional y traduciendo nuestro plan de lucha en torno a las problemáticas de cada región.

Insistir en la recuperación de las tierras malhabidas como Marina Kue y por la libertad de los presos políticos del Caso Curuguaty.


MAYO

Participación en la marcha del 1° de mayo.

Acciones diferentes por la Independencia Nacional el 14 y 15 de mayo.

Continuamos la constitución de CDPs departamentales asumiendo plan de lucha y traduciendo el mismo de acuerdo a las necesidades regionales.

Insistir en la recuperación de las tierras malhabidas como Marina Kue y por la libertad de los presos políticos del Caso Curuguaty.


JUNIO

Constitución de CDPs departamentales.

Preparación de la Jornada de Luchas para agosto.

Insistir en la recuperación de las tierras malhabidas como Marina Kue y por la libertad de los presos políticos del Caso Curuguaty.


JULIO

Constitución de CDPs departamentales.

Preparación de la jornada de luchas para agosto.

Insistir en la recuperación de las tierras malhabidas como Marina Kue y por la libertad de los presos políticos del Caso Curuguaty.


AGOSTO

Jornada de luchas contra las privatizaciones y el terrorismo de Estado. Fuera Cartes. Por una Junta Patriótica.

Insistir en la recuperación de las tierras malhabidas como Marina Kue y por la libertad de los presos políticos del Caso Curuguaty.



SETIEMBRE, OCTUBRE Y NOVIEMBRE

Fuerte trabajo en los departamentos, acompañando las luchas de los CDPs departamentales, sosteniendo las principales consignas del CDP en torno a sus reclamos particulares.

Trabajo sostenido para llegar a una gran manifestación en diciembre.

Insistir en la recuperación de las tierras malhabidas como Marina Kue y por la libertad de los presos políticos del Caso Curuguaty.


DICIEMBRE

Gran movilización para el 10 de diciembre por los Derechos Humanos.

Evaluación sobre el proceso organizativo del CDP a nivel nacional.


MÁS INFORMACIÓN:
Análisis de coyuntura. Debate 1° de marzo 2016

Programa a debatir




jueves, 3 de marzo de 2016

Programa a debatir


Las organizaciones componentes del Congreso Democrático del Pueblo (CDP) convocaron a sus militantes, compañeras y compañeros, a participar de un debate el martes 1° de marzo de 2016 en la Plaza de Armas frente al Parlamento Nacional. El objetivo fue conmemorar la fecha histórica, recordar un año de la constitución del CDP y seguir con la lucha contra las privatizaciones (que significan entrega y saqueo), contra el terrorismo de Estado, por tierra y trabajo. 

La convocatoria permitió iniciar el debate sobre un programa y además coincidir en un plan de acción que va orientado a la consolidación organizativa del CDP desde las regiones. El plan de lucha se iniciaría acompañando la XXIII Marcha de la Federación Nacional Campesina (FNC) "Por reforma agraria y un Gobierno patriótico y soberano", que será además una Jornada de Protesta Nacional pidiendo la renuncia del presidente Horacio Cartes y toda su línea sucesoria, además de la instalación de una Junta Patriótica. La XXIII Marcha Campesina se realizará el 16 y 17 de marzo próximo.

Seguimos compartiendo con ustedes los documentos del debate del CDP: comenzamos por el análisis de coyuntura, proseguimos con el programa y continuaremos con el plan de lucha; además de las participaciones de representantes de las diversas organizaciones. 



PROGRAMA A DEBATIR 

Los latidos de la india Juliana, cuando resuelve desafiar al terror del colonizador enfrentando a la injusticia, retumban en nuestros corazones. Cada batalla por la libertad, la justicia y la belleza que nuestras culturas originarias libraron en contra de los invasores palpita en nuestra memoria. La lucha de los Comuneros por ese poder y esa voluntad del pueblo para ser libre y para gobernarse sin amos ni patrones nos guían en nuestras luchas actuales.

La lucha por la independencia, los históricos congresos de mil delegados que fortalecieron nuestro proceso independiente y toda esa primera experiencia en América Latina, de un Estado Nacional Popular Independiente, liderado por el Dr. Francia y luego por los López nos generan el compromiso y la convicción de que nuestro querido Paraguay tiene el desafío de recuperar su plena autonomía, luchando por una segunda, verdadera y definitiva independencia.

En  nuestra memoria brillan las desaparecidas y los desaparecidos, durante la tiranía fascista dirigida por los EEUU y aplicada en Paraguay por Alfredo Stroessner y por la camarilla de delincuentes que saqueó al Estado y se quedó con bienes y tierras de manera fraudulenta. Las y los miles de luchadoras y luchadores que por la libertad tuvieron que soportar persecución, cárcel, tortura y exilio, junto con las desaparecidas y desaparecidos, forman parte del Congreso Democrático del Pueblo.

En el 2002, ante la amenaza de privatizaciones y de mayor represión al pueblo, se constituyó el Congreso Democrático del Pueblo para derrotar a la política antinacional y antipopular del gobierno de González Macchi. Luego de 17 días de combate callejero, de cierres de rutas, de movilizaciones, el pueblo paraguayo logró frenar las intenciones privatistas, saqueadoras y represivas de la mafia empotrada en el poder. El pueblo paraguayo ha construido su Congreso Democrático en respuesta al llamado histórico de historia de salvar nuestros bienes comunes y la soberanía nacional, herencia de la lucha de hombres y mujeres, que no escatimaron esfuerzos y se entregaron en cuerpo y alma a la defensa de lo propio colectivo.

Este Congreso Democrático del Pueblo asume la gran tarea de orientar a las luchas populares hacia la segunda y definitiva independencia del Paraguay, asumiendo que el legado de nuestra rica historia, día a día, se sigue fortaleciendo con las experiencias de lucha de diversas organizaciones del campo popular y de millones de paraguayas y paraguayos que buscan un Paraguay para las mayorías, libre de invasores y explotadores.

Somos organizaciones sociales y políticas compuestas por mujeres y hombres que se esfuerzan en todo el país y también en varios países del mundo (producto de nefastos exilios políticos y económicos) para lograr la unidad del pueblo en una producción que logre el desarrollo de nuestro pueblo, liberando al Paraguay de la dominación extranjera, del latifundio, de la mafia, del narcotráfico, de la corrupción y del terrorismo de Estado. Con todo nos proponemos reconstruir el periodo de la historia  en la que se forjó nuestro ser nacional, incorporando los avances logrados en los sucesivos periodos vividos siempre en lucha por la vida.


Conocemos a nuestros enemigos

Sabemos muy bien que casi todos los gobiernos que se instalaron en nuestro país luego de 1870, gobernaron en contra del pueblo y a favor de la dominación extranjera. El imperialismo es el resultado de la acumulación y el desarrollo capitalista, es una fase del capitalismo donde el deseo y la cultura de la máxima ganancia hacen que un país, cuando agota la explotación de su territorio y de su mercado, se lanza a la dominación de otros países, de otros territorios y de otros pueblos. 

Para lograr esa dominación recurren a las armas de fuego y/o al dinero, combinando diversas formas para imponer su dominio. Nos encontramos en la fase imperialista del capitalismo. En nuestro país, el imperialismo mantiene el atraso y la dominación principalmente a través de los capitales norteamericanos aliados a los capitales brasileños.

Quienes conformamos el Congreso Democrático del Pueblo rechazamos, condenamos y combatimos al imperialismo y a los países imperialistas, porque esa fase del capitalismo condena a la pobreza a la mayoría de los pueblos del mundo y no permite la autodeterminación de los pueblos para producir de acuerdo a sus necesidades y culturas. Horacio Cartes y las cúpulas colorada y liberal, y los demás representantes de la oligarquía defienden los intereses de los países imperialistas en el Paraguay. Son totalmente serviles al proyecto de dominación, explotación y saqueo que el imperialismo promueve para los territorios que considera periféricos.

Las leyes de privatizaciones y de militarización son obligaciones colocadas por los países imperialistas liderados por los EEUU y asumidas por los vendepatria como Cartes y las cúpulas colorada y liberal. Entonces, los imperialismos y sus aliados vendepatria son nuestros enemigos. En cambio, desde el Congreso Democrático del Pueblo levantamos muy en alto las banderas de nuestra soberanía plena sobre nuestro territorio, nuestra cultura, nuestra energía, nuestra alimentación, nuestra economía.


 La gran tarea

La primera gran tarea es luchar para derogar las leyes de privatizaciones (llamada de “Alianza Público-Privada”) y de militarización. Junto con luchar, tenemos el desafío de organizarnos en los territorios para acumular las fuerzas de la lucha emprendida. Tomamos ese gran compromiso y nos venimos organizando y movilizando para derrotar al proyecto antinacional y antipopular de Cartes y de las cúpulas colorada y liberal junto con la oligarquía. Sabemos que es un compromiso de honor para cada paraguaya y cada paraguayo patriota, derogar las leyes de privatizaciones y de militarización, y construir las bases de un nuevo proyecto nacional.


Lo que el Paraguay necesita

Nos comprometemos con la apertura de un debate de carácter nacional, donde todo el pueblo participe en la discusión sobre el modelo productivo que nuestro país necesita para mejorar la calidad de vida de todas y todos. El modelo agroexportador y ganadero, sustentado en el latifundio y el sistema financiero con una fuerte expresión en el narcotráfico, es la propuesta que tienen los países imperialistas para nuestro país, concentra tierra en unos pocos, no genera trabajo, envenena nuestra tierra y a nuestra gente, expulsa a compatriotas del campo, genera algunos multimillonarios y muchísimos pobres, por lo tanto debe ser superado.

Reivindicamos el derecho a que cada paraguaya y cada paraguayo pueda vivir dignamente donde nace, sea el distrito que fuere. Creemos que un proyecto de desarrollo nacional debe y sobre todo puede garantizar tierra, vivienda, trabajo, seguridad social, jubilación, salud y educación para todas y todos.


¿Qué necesitamos para lograr un país para todas y todos?

Organizarnos recuperando nuestra historia, nuestra cultura y nuestra confianza en la fuerza de la unidad, reconociendo quiénes son patriotas y quiénes son nuestros enemigos. Luchar por un Juicio y Castigo a los que robaron bienes y tierras del Estado paraguayo, como también a torturadores y asesinos que actuaron desde el Estado para reprimir al pueblo. Debemos dar un castigo ejemplar a torturadores y vaciadores del dinero público y de las tierras públicas, para demostrar que el pueblo paraguayo no tolerará comportamientos terroristas.

DISTRIBUCIÓN Y PRODUCCIÓN DE LA TIERRA

Recuperar los bienes y las tierras malhabidas y destruir el latifundio, democratizando la tierra y desarrollando un proyecto productivo que, aprovechando nacionalmente los recursos naturales de nuestra patria, impulse un desarrollo nacional, soberano e independiente, incorporando la asociación de productores para la producción de alimentos y un proceso de industrialización que promueva crecimiento en los cientos de distritos de todos los departamentos del país.

LOS IMPUESTOS

Instalar una justicia tributaria donde los pobres paguen menos impuestos y los ricos paguen más impuestos. ¡Según estadísticas serias, nuestro Paraguay es el único país donde las diferencias y desigualdades aumentan luego de pagar los impuestos!

TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL

Nos proponemos un serio y profundo trabajo por la reorganización de la clase trabajadora, haciendo cumplir la libertad sindical en todo el país, demostrando con ejemplo militante, honesto y consciente, que la unidad de trabajadoras y trabajadores es no solo una necesidad sino también una posibilidad que la cumpliremos en la medida en que respetemos acuerdos y asumamos los desafíos de disputar con la patronal nuestros derechos laborales y la propia dirección de la producción nacional y de las empresas.


JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS COLECTIVOS

El pueblo paraguayo requiere de un sistema judicial verdaderamente justo. Nos comprometemos con la apertura de un debate nacional sobre las transformaciones que requiere el Poder Judicial para funcionar al servicio del pueblo y no al servicio de la mafia como lo viene haciendo hasta ahora. Defendemos los Derechos Humanos colectivos, del pueblo, frente al Terorrismo de Estado promovido por la mafia gobernante.

Reivindicamos la lucha social y exigimos la resolución del Caso Curuguaty y de otros casos donde se criminaliza a luchadoras y luchadores populares que se organizan para confrontar con la mafia en vez de combatir a la mafia. La libertad de los presos políticos perseguidos por este Estado terrorista y mafioso debe ser un desafío principal para las mujeres y hombres trabajadores, honestos, patrióticos, solidarios y democráticos.

RENEGOCIACIÓN DEL TRATADO DE ITAIPÚ Y YACYRETÁ

Alzamos en alto la bandera por la anulación y renegociación del Tratado Antinacional de Itaipú y el Tratado Antinacional de Yacyreta, firmados por la tiranía stronista con las tiranías brasileña y argentina, entregando nuestra soberanía, cediendo nuestra energía para el desarrollo de los demás países a costas del nuestro, entregando territorio nacional, atando nuestra dependencia extranjera y dejando por escrito el permiso al Brasil de invadir militarmente nuestro país cuando así lo considere pertinente.

Nos levantamos en contra de la continuidad del pago de la deuda espuria de Itaipú y de Yacyretá, y exigimos que la auditoría realizada a la deuda de Itaipú se cumpla, cesando de inmediato el pago ilegal de la deuda y cobrando al Estado brasileño la deuda que tiene con nuestro país por el pago demás que el pueblo paraguayo –a causa de los gobiernos antinacionales que mantuvieron este pago ilegal-  ha hecho.

Cada grito de libertad y de justicia, cada expresión de nuestra soberanía será parte del Congreso Democrático del Pueblo, desde donde el glorioso final de nuestro Himno Nacional volverá a ser defendido en la práctica como la más sagrada de las consignas: Ni opresores ni siervos alientan, donde reinan unión e igualdad!

MÁS INFORMACIÓN
Análisis de coyuntura. Debate 1° de marzo 2016



miércoles, 2 de marzo de 2016

Análisis de coyuntura. Debate 1° de marzo 2016.

Las organizaciones componentes del Congreso Democrático del Pueblo (CDP) convocaron a sus militantes, compañeras y compañeros, a participar de un debate el martes 1° de marzo de 2016 en la Plaza de Armas frente al Parlamento Nacional. El objetivo fue conmemorar la fecha histórica, recordar un año de la constitución del CDP y seguir con la lucha contra las privatizaciones (que significan entrega y saqueo), contra el terrorismo de Estado, por tierra y trabajo. 

La convocatoria permitió iniciar el debate sobre un programa y además coincidir en un plan de acción que va orientado a la consolidación organizativa del CDP desde las regiones. El plan de lucha se iniciaría acompañando la XXIII Marcha de la Federación Nacional Campesina (FNC) "Por reforma agraria y un Gobierno patriótico y soberano", que será además una Jornada de Protesta Nacional pidiendo la renuncia del presidente Horacio Cartes y toda su línea sucesoria, además de la instalación de una Junta Patriótica. La XXIII Marcha Campesina se realizará el 16 y 17 de marzo próximo.

Iremos compartiendo con ustedes los documentos del debate del CDP: comenzamos por el análisis de coyuntura y seguiremos con el programa y plan de lucha; y además las participaciones de las y los representantes de las diversas organizaciones. 



ANÁLISIS DE COYUNTURA

A casi dos años y seis meses de la asunción de Horacio Cartes como Presidente de la República del Paraguay, podemos ver y sentir la situación de la inmensa mayoría de quienes habitamos nuestro país.

1. La ley de privatizaciones, mal llamada Alianza Público-Privada o APP, está funcionando al servicio de los multimillonarios de otros países y también de nuestro país. Estos se disputan las obras de infraestructura y las empresas públicas que son de todo el pueblo paraguayo, como si se tratase de un botín, como piratas que son, con la única intención de acumular más dinero para unos pocos. La sucia campaña que se está realizando contra el servicio de electricidad, contra la ANDE, nos da una muestra de lo que son capaces estos oligarcas mafiosos. Ellos no dudan en engañar con falsas noticias, generar atentados, perseguir a luchadoras y luchadores, invadir tierras públicas que pertenecen al pueblo paraguayo, reprimir e inclusive asesinar a quienes se levantan para exigir justicia social, trabajo, tierra, salud, educación.

2. Según un informe de la Sociedad de Economía Política del Paraguay (SEPPY), se dio un crecimiento del servicio de la deuda en los años 2014 (25,9%) y 2015 (36,8%). Agrega la SEPPY que la deuda va alcanzando niveles preocupantes, teniendo en cuenta que al pago de sus intereses tenemos que agregar la rigidez presupuestaria del Estado paraguayo, lo que significa que necesariamente se irá disminuyendo la inversión social para la mayoría. En contrapartida, como ya lo hemos identificado desde el Congreso Democrático del Pueblo, somos los sectores populares del campo y de la ciudad quienes sostenemos este Estado manejado por los imperialismos con las cúpulas oligarcas y mafiosas empresariales, sojeras, financieras, junto con los partidos conservadores colorado y liberal.

3. La suba de precios de la canasta básica con la cual nos alimentamos en el Paraguay fue muy notable en este inicio del 2016. Se habla de que es el resultado de las inundaciones. Lo que también debemos decir es que las inundaciones son producto de los desordenes ecológicos provocados por la tala indiscriminada de bosques, por el monocultivo a gran escala y por el uso de agro tóxicos en millones de hectáreas de nuestro territorio. Además, como consecuencia del monocultivo de soja y otros granos a gran escala y para exportación, producimos muy poco en frutas y verduras, favoreciendo el ingreso masivo de estos productos de otros países.

4. La libertad sindical desde hace décadas no es respetada por los dueños de empresas en el Paraguay. Ahora con el Gobierno de Cartes, y desde su Gobierno, se está desplegando una campaña abierta de ataque contra la libertad sindical. Las solicitudes de reconocimiento de sindicatos y de renovación de comisiones directivas están todas cajoneadas en el Ministerio del Trabajo. Este ministerio es una oficina de informaciones al servicio de los dueños de las empresas y se dedica a informar a los patrones cuando se crean sindicatos para que rápidamente despidan a quienes tuvieron la “osadía” de organizarse para defender sus derechos laborales.

5. La ley de militarización sigue firme y el amedrentamiento y el terror de militares y policías se sigue expresando hacia el norte de nuestro país, combinándose con una especie de “presunción de culpabilidad” cuyo sustento amenazador es la Ley Antiterrorista, con la que operan el Ministerio del Interior y la Fiscalía General. El caso Curuguaty es la más clara expresión de esta política terrorista. En el juicio que se está llevando a cabo, día a día los testigos se contradicen y lo único que se demuestra es que fueron la GEO y la FOPE quienes emboscaron a los campesinos, que varios de sus efectivos fueron preparados para generar una masacre y lograr condiciones para un golpe de Estado parlamentario que inaugure un periodo de represión y saqueo en contra de nuestro país y del pueblo paraguayo.


6. En la lucha política existen expresiones diversas de oposición a la política antinacional y antipopular de Cartes y de las cúpulas colorada y liberal: algunas se le oponen desde posiciones stronistas y “estatistas” buscando sostener su clientela desde prebendas del Estado: estos son mayoritariamente colorados y algunos sectores liberales. Otros se le oponen desde posiciones legislativas mayoritariamente, buscando movilizar al pueblo sobre proyectos de ley que son democráticos y que confrontan con la política cartista, solo que esos proyectos no se sustentan en la militancia diaria de base, con una cultura patriótica y combativa que aclare al pueblo las vías por las que puede generar una mejoría de sus condiciones y sobre todo construir poder popular. Estos son sectores del liberalismo, de Avanza País, del PDP y sectores del Frente Guasu.

Otros sectores sociales y políticos comprenden que al cartismo se le confronta con lucha de masas directa, en las calles, con huelgas y ocupaciones de tierra, con asambleas en fábricas, empresas, colegios, universidades, casas, chacras, organizando disciplinadamente al pueblo para fortalecer su poder y sentir la convicción de que se puede forjar un poder popular. Estos sectores entienden que los múltiples reclamos del pueblo sobre tierra, trabajo, alimentación, salud, educación, problemas de deudas, problemas de transporte, problemas de los cooperativistas, encuentran una síntesis en la lucha porque se vaya Cartes y toda su línea sucesoria para que el pueblo movilizado, en asamblea, elija una Junta Patriótica que inicie un periodo de transición democrática hacia el Paraguay de las mayorías. Estos sectores mayoritariamente se aglutinan en el Congreso Democrático del Pueblo y también se organizan de manera independiente en otras fuerzas políticas y sociales. 

7. Se insiste mucho en los cambios por arriba, mucho más se insiste por arriba que por abajo. Insisten en cambios de ministros de la Corte Suprema de Justicia, insisten en cambios de ministros del Tribunal Superior de Justicia Electoral, insisten en cambios para habilitar la reelección en la presidencia de la República, pero no se insiste mucho en disputar la conciencia del pueblo, en fortalecer la autoestima del pueblo con la convicción de que las mayorías organizadas pueden y deben derrotar a la minoría multimillonaria, mafiosa y vendepatria. En el Congreso Democrático del Pueblo hemos abierto un debate sobre por dónde transitar en esta lucha, qué aspectos de la política priorizar, cuáles son las principales tareas a desarrollar. Seguros estamos de que un proyecto patriótico y popular debe ser dirigido por el pueblo y que el pueblo debe reivindicar su cultura, su forma de vida donde la solidaridad, el apoyo, el trabajo colectivo, la inclusión permanente de todas y todos, el estudio, la humildad, el amor a cada habitante de nuestro país prevalezca, se imponga a la competencia, a la mezquindad, al individualismo consumista que tanto perjuicio genera al conjunto de la población paraguaya.




8. Año 2016 se constituye en año de grandes determinaciones: los imperialismos y la oligarquía se preparan de nuevo para seguir expoliando, explotando y robando la riqueza de nuestro país. Para el efecto se está montando fuertemente de nuevo la contienda electoralista. Como todas las veces lo que se potencian son candidatos y colores; y no así los grandes temas políticos, sociales y económicos del país. Una vez más se quiere conducir al pueblo solamente a votar y sin que se le posibilite ejercer su poder para transformar este modelo de política que se impone sobre nuestro pueblo. Otro tema que esta “picando” en el debate político es el cambio a la Constitución Nacional. Está claro que estos cambios en la constitución, no será precisamente para avanzar hacia el beneficio para nuestro pueblo. 

9. El presidente Cartes con su habitual política de ofensa al pueblo ha designado  como viceministro de Seguridad al impresentable Jalil Rachid Lichi, esta designación constituye una ofensa a este sufrido pueblo paraguayo; además este personaje es de público conocimiento en su actuar parcialista y ofensiva como fiscal de la causa en el caso Curuguaty.

10. Pobreza, dengue, inundación, sin caminos, sin políticas de Estado para la producción primaria, ni para la industrialización. Quienes tienen trabajo son sobreexplotados. Para los pobres asistencialismo y migajas.

11. Otro punto evidente de la situación nacional es alianza de Cartes con la mayoría de la jerarquía de la Iglesia Católica. Esta alianza consiste entre otros en una colaboración entre la Iglesia Católica y Cartes para llevar adelante programas sociales.

12. La narcopolítica ha inficionado totalmente las instituciones del Estado, es así que este interés mafioso tiene sus jueces y/o fiscales, sus parlamentarios inclusive salpicando hasta al poder ejecutivo con esas reuniones que se realizaron en Mburuvicha Róga con personajes denunciados como narcotraficantes. Los audios publicados en los medios de comunicación,  no parecen otra cosa más que disputas entre mafiosos.

13. Desalojos violentos a campesinos ocupantes de tierras, inclusive de décadas, con familias constituidas, producción plena, no son otra cosa más que “nada para los pobres y todo para los ricos”.

Asunción, 1° de marzo de 2016

MÁS INFORMACIÓN:
Programa a debatir